Cuatro consejos para crear una política de privacidad para una página web

El 28 de enero fue designado, por el Consejo Europeo, como el Día de la Protección de Datos, una fecha que tiene como objetivo informar y concienciar sobre los derechos y obligaciones de los usuarios de Internet para la protección de su información personal online. Con motivo de este día, GoDaddy, empresa que empodera a los emprendedores en su día a día, ofrece algunos consejos para la protección de una página web*.

La política de privacidad supone un ejercicio de transparencia para las páginas web que recogen información personal de sus visitantes

«Más allá del imperativo legal, la política de privacidad supone un ejercicio de transparencia para las páginas web que recogen información personal de sus visitantes, explicando al usuario cómo se recoge su información y cómo es utilizada», asegura Lola Puerta, directora general de GoDaddy para el Sur de Europa.

La política de privacidad de una página web, generalmente, explica cómo se utiliza la información recopilada de los visitantes, incluyendo a sus propios clientes. GoDaddy señala que la política de privacidad debe contemplar, al menos, alguno de los siguientes aspectos:

  1. Qué datos se recopilan en cada visita. Nombre y apellidos, dirección de correo electrónico o teléfono es solo parte de la información que una página web puede recopilar. “Para aquellos relacionados con intereses o preferencias de los usuarios, es habitual utilizar cookies que se instalan en los navegadores y monitorizan su actividad mientras navegan por la web”, afirma Puerta. “Los usuarios de Internet ven con frecuencia un aviso de cookies cuando acceden a una web, y el uso de ellas también debe explicarse con más detalle en la política de privacidad».
  1. Con qué fines se recopila esta información. Es importante explicar claramente los fines por los que se utiliza la información recogida por una web.
  2. El usuario solo recibirá la información que quiera recibir. Para ello, es imprescindible recabar adecuadamente el consentimiento y facilitar la elección del cliente para que pueda seleccionar, en cualquier momento, la información que desea recibir y modificar la configuración cuando sea necesario. La política de privacidad también debe explicar este proceso.
  3. Derechos del usuario. La normativa de privacidad aplicable proporciona a las personas numerosos derechos, como los de actualizar, modificar o eliminar sus datos. Una política adecuada explicará estos derechos al cliente y describirá cómo puede ejercerlos si así lo decide.

“La creciente preocupación de los consumidores españoles por su privacidad está favoreciendo que las páginas web sean cada vez más claras sobre los datos que recopilan y con qué fines lo utilizan. Además de cumplir con la ley, tener una política de privacidad en una página web ayuda a los clientes a saber que el negocio se toma en serio la protección de su información personal, ayudando a construir una mayor confianza», añade Puerta. Los propietarios las páginas web también pueden instalar certificados SSL para ayudar a proteger la información personal. GoDaddy ofrece una variedad de certificados y planes disponibles dependiendo de las necesidades individuales del negocio. Con el sello de confianza de seguridad y el icono del candado que aparece en la barra de direcciones, se aumenta la tranquilidad de los clientes y la confianza en la navegación.

* GoDaddy no es un asesor legal o un despacho de abogados.  Debes consultar a tu propio asesor legal para que te aconseje si tu página web requiere una política de privacidad y, en caso afirmativo, qué información requeriría esa política para ser incluida. 

Compartir