“España ya no cierra por vacaciones”

Por Víctor Carulla, Managing Partner de HEADWAY Executive Search

Víctor Carulla_HEADWAY

Hoy, no todos los españoles hacen vacaciones en agosto ni están un mes sin trabajar; al contrario, cada vez desconectamos menos

En una página web de consejos a profesionales que quieren venir a trabajar a España, aparece esta afirmación: «No intentes comprar una casa, conseguir que te instalen una cocina, renovar tu carnet de conducir, tramitar un parte de seguro, ir al médico o tener un bebé en agosto. En España, todos se han ido a la playa». Hace unos años, era casi cierto: un artículo de 1985 en El País estimaba que el 62 % de la actividad en España se detenía en agosto. En una encuesta hecha ese mismo año por la CEOE, una tercera parte de las empresas reclamaba fomentar el  reparto de las vacaciones a lo largo del año.

Afortunadamente, en los últimos treinta años la situación ha mejorado mucho. Dos de los grandes tópicos sobre el verano en España ya no son verdad: los españoles no tienen más vacaciones que el resto de los europeos; y la mayoría no están un mes seguido sin trabajar, sino que reparten los descansos a lo largo del año. Las estadísticas lo avalan.

En primer lugar, una infografía publicada en 2012 por Expansión constata que España es el octavo país de la Unión Europea con más días libres anuales: una media de 36, frente a los 38 de los estados que encabezan la clasificación, que son Austria y Malta. La diferencia es mínima con los países que tienen menos días libres al año, que son Países Bajos (28), Alemania (29) e Italia (31). Otro estudio realizado en 2011 por la consultora Mercer señalaba que España es el quinto país europeo que cuenta con más días no laborables al año: un total de 36, formados por 22 días de vacaciones y 14 festivos anuales.

En segundo lugar, la percepción de que nadie trabaja en España en agosto tampoco es cierta hoy en día. Según los datos de Eurostat, los españoles cada vez más reparten sus vacaciones a lo largo del año: solo el 56,8 % las hace en verano, frente al 51,9 % de media de la Unión Europea. Es un porcentaje menor al de los italianos (74,0 %) y griegos (72,2 %). Por tanto, no todos los españoles se van de vacaciones en agosto.

Aparte del cambio en las costumbres, en la competitiva economía actual, cada vez menos empresas pueden permitirse el «lujo» de cerrar por vacaciones. Según la CEOE, cada día sin trabajar cuesta 400 millones de euros a la economía española.

El calendario escolar español es otra de la variantes que influye en gran medida en el plan vacacional de los trabajadores, ya que -en su gran mayoría- las familias optan por concentrar sus vacaciones en el período donde sus hijos tienen casi tres meses de vacaciones seguidos.En países como Francia o Suiza, la época estival concentra 2 meses de vacaciones y el tercer mes se reparte durante el año. Así, los niños tienen una semana de descanso cada seis semanas, aproximadamente, durante todo el año (octubre, febrero, mayo…) además de Navidad, Semana Santa, verano… . Si se siguiera este calendario, se ayudaría a no concentrar tantas vacaciones en agosto. En Cantabria ya han dado un paso en la dirección correcta y, cada dos meses, los escolares tienen una semana de vacaciones.

Por otro lado, el 18 % de las empresas españolas vende en Internet, un medio donde es difícil cerrar por vacaciones. Especialmente, si se deben atender pedidos de otros países. El 60 % de las tiendas online españolas vende en el extranjero y, si prosperan los planes de la Comisión Europea, será obligatorio servir pedidos en toda la UE a partir de 2018.

En el mundo físico, cada vez menos comercios cierran por vacaciones o se reducen los días que no abren. Esto tiene una fácil explicación: además de la creciente competencia, muchos comercios no quieren renunciar al suculento mercado de los turistas. España recibirá este año más de 70 millones de visitantes, la mayoría de ellos en verano, lo que convierte a esta época del año en la temporada alta para muchos negocios no solo turísticos: tiendas de moda,
empresas de servicios, alimentación, transporte, etc.

Pero, además de desestacionalizar las vacaciones, un objetivo que ya estamos logrando, hay otro aspecto que debería preocupar a las empresas en relación al trabajo en verano: El 28 % de los españoles no desconecta del trabajo en vacaciones, según un estudio de Randstad.

Estos profesionales siguen consultando el correo electrónico y atendiendo llamadas durante sus vacaciones, lo cual les impide relajarse. Se trata de un problema creciente en los países del sur de Europa, mientras que en otros estados como Bélgica, Países Bajos y Francia el porcentaje de los que no desconectan es del 18 %. En muchos casos, los encuestados admiten que siguen conectados por voluntad propia, pero también hay un 41 % de profesionales que se sienten «obligados» por sus empresas.

En conclusión, en España estamos a un paso de dar la vuelta al tópico y pasar del «cerrado por vacaciones» a un casi «abierto todo el año». Sin duda, una reforma en el calendario escolar de nuestros hijos será clave para llevarlo a cabo con éxito, y que nuestros hijos tengan un modelo más racional.

Por otro lado, si antes en septiembre se hablaba del famoso «síndrome postvacacional» y cómo volver al trabajo tras un largo descanso, ahora cada vez más oiremos hablar del «síndrome del trabajador quemado» por falta de desconexión durante las vacaciones.

Headway Executive Search es una compañía especializada en la búsqueda directa y selección de
ejecutivos de middle, senior y top management, dirigida por Víctor Carulla. Headway es socio en
exclusiva para España de la International Executive Search Federation (IESF), la asociación de
headhunting más grande del mundo y una de las más prestigiosas.

Compartir