OpenAxel presenta en Londres un estudio sobre empresas y emprendedores

Las Empresas deben cerrar la brecha con las Startups para impulsar la Innovación y el Crecimiento en Europa, según un Estudio Europeo

  • Un estudio entre corporaciones y emprendedores europeos revela que los programas de aceleración corporativos no encajan con las startups y son demasiado horizontales para apoyar la demanda de sectores específicos
  • El proyecto de investigación, realizado por el proyecto de la Comisión Europea OpenAxel liderado por Wayra Open Future_ que ha durado3 años y, analiza el estado actual y las tendencias de los modelos de aceleración corporativos
  • Las principales motivaciones de las compañías para iniciar un programa de aceleración son: buscar soluciones empresariales disruptivas, rejuvenecer la cultura corporativa y entrar en nuevos mercados

OpenAxel, un proyecto de la Comisión Europea coordinado por Wayra, la aceleradora de Telefónica Open Future_, que incluye a 60 de las mayores compañías con programas de innovación abierta, ha publicado las conclusiones de un  estudio sobre los modelos de aceleración más eficaces para potenciar la colaboración entre startups y empresas.

El estudio ha analizado el papel de las aceleradoras de startups para ver su relación con el mundo corporativo. El informe ha concluido que, aunque el crecimiento de los programas de aceleración ha sido fundamental para conectar compañías y startups, el éxito se ha visto obstaculizado por las dificultades para integrar estructuras, objetivos y sistemas de medición del éxito empresarial.

El estudio también ha investigado las motivaciones de la innovación abierta para las empresas, concluyendo que las compañías interactúan con las startups para encontrar soluciones empresariales disruptivas e innovadoras (el 83% lo ve como importante o muy importante), rejuvenecer la cultura corporativa (76%), y entrar en nuevos mercados (66%). Las ganancias financieras y la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) aparecen como motivaciones menos importantes.

Gary Stewart, Country Manager de Telefónica Open Future_ en el Reino Unido y director de Wayra UK, ha señalado que las conclusiones destacan la importancia de comprender los motivos por los que las compañías se involucran en el ecosistema de startups, para así alinear los objetivos desde un principio.

“A menudo se asume que las compañías que se involucran con las startups lo hacen con el objetivo de obtener un beneficio económico, dado el potencial de alto crecimiento y fuerte rentabilidad de su inversión. Este estudio demuestra que en realidad las razones para invertir en startups son variadas, y a menudo están más relacionadas con el impacto positivo que pueden tener en la cultura y los procesos de la propia empresa que por motivos económicos,” ha asegurado.

“Aunque ha habido claros avances en el desarrollo de programas de incubación, la prioridad para las empresas que desarrollan programas de innovación abierta debe ser una mayor integración con sus propios negocios para obtener resultados más significativos y medibles”, ha añadido.

Ana Segurado, Directora General Global de Telefónica Open Future_ ha indicado que: “El estudio ha ofrecido un interesante repaso del panorama europeo de startups y de la visión sobre cómo pueden evolucionar las relaciones con las compañías en el futuro. Las conclusiones sugieren que veremos una mayor cooperación a medida que las empresas vayan comprendiendo el verdadero valor de adoptar la innovación abierta en su sector y puedan reconsiderar cómo ofrecen sus productos y servicios en un mundo impulsado por la tecnología.”

El estudio también analizó cuáles son las herramientas más habituales empleadas por las compañías europeas  para captar startups innovadoras. La más habitual es la organización de eventos ad-hoc (el 69% de los encuestados fueron activos en este aspecto), seguida de poner a disposición de startups recursos (64% de los encuestados) y las inversiones directas (45%). Sorprendentemente, herramientas como los fondos de inversión corporativos o el uso de firmas de consultoría especializadas fueron las menos utilizadas, con un 42% y un 34% de encuestados manifestando que no tomaban en consideración estas formas de cooperación.

Además, el estudio mostró que casi el 60% de las aceleradoras europeas aún son horizontales (es decir, generalistas en vez de estar centradas en sectores o áreas específicas), destacando así que las compañías aún tienen pendiente adoptar modelos verticalizados de aceleración a pesar de la necesidad de innovación en áreas claves como las finanzas o la movilidad.

Agustín Moro, Coordinador de OpenAxel, ha comentado: “Los resultados muestran la naturaleza orgánica de la relación e interacción entre empresas consolidadas y startups. El punto de contacto inicial puede ser a menudo tan simple como una reunión en un evento para startups o una startup que compartiendo espacio de trabajo en las oficinas de una compañía. Esto ayuda a ambas partes a comprender si se integran culturalmente y ofrece oportunidades para trabajar juntos en nuevas iniciativas, en las que la startup puede demostrar verdaderamente su visión innovadora a la hora de resolver problemas empresariales.”

“El estudio también muestra una tendencia a alejarse de los programas generalistas de aceleración que hasta ahora han prevalecido hacia una aceleración especializada para estar al día con la necesidad de innovar en sectores clave,” añadió.

OpenAxel llevó a cabo su estudio a escala europea a través de su ecosistema, con más de 5.000 emprendedores, casi 10.000 compañías de tecnologías de la información y la comunicación, 135 aceleradoras y 60 de las mayores compañías digitales que apoyan el espacio europeo de aceleración. El estudio se centró en el estado actual, tendencias, recomendaciones y lecciones aprendidas de la aceleración corporativa mediante entrevistas personales, encuestas online y análisis en profundidad de casos de estudio actuales.

Para ver el informe completo, visite: http://openaxel.com/wp-content/uploads/2016/05/OpenAxel-white-paper.pdf

Compartir