Alumnos de la Escuela de Hostelería Fundación Cruzcampo se forman en 21 Estrellas Michelin

ABIERTO EL PLAZO DE INSCRIPCIÓN PARA EL CURSO 2016-2017

  • La Escuela de Hostelería Fundación Cruzcampo forma a profesionales que sientan pasión por la gastronomía y la hostelería, facilitándoles el acceso al mercado laboral mediante sus prestigiosas prácticas de verano.
  • Los alumnos completan su formación con prácticas en prestigiosos restaurantes de nuestro país, 21 de ellos reconocidos con estrellas Michelin.

Cerca de 120 alumnos de la promoción 2016 de la Escuela de Hostelería Fundación Cruzcampo en sus sedes de Sevilla, Jaén y Valencia han comenzado este verano sus prácticas en algunos de los más reconocidos restaurantes de nuestro país, referente gastronómico mundial, entre los que se encuentran un total de 21 estrellas Michelin.

Gracias al compromiso de su patrono único, HEINEKEN España, esta Escuela de Hostelería cuenta con la colaboración de hasta 21 establecimientos nacionales distinguidos con estrellas Michelin. En ellos, los alumnos del Curso de Técnico en Establecimientos de Restauración de la Escuela de Hostelería Fundación Cruzcampo obtienen cada verano una experiencia profesional única en algunas de las mejores cocinas del mundo, templos gastronómicos como Aponiente, Eme Be, Mugaritz o Ricard Camarena Restaurante, y la posibilidad de acceder a centros de excelencia gastronómica como el Basque Culinary Centre.

“Hablar de gastronomía es hablar de vanguardia en hostelería, y en la Escuela de Hostelería Fundación Cruzcampo perseguimos atraer y formar el talento hacia un sector fundamental para la economía española, que supone cerca del 8% del PIB y da empleo a más de un millón y medio de personas”, según ha declarado Jesús Barrio, director de la Escuela de Hostelería Fundación Cruzcampo, donde se forjan hoy los chefs y maîtres del mañana.

Tal es el caso de Álvaro Valdivia, joven gaditano que estos días realiza prácticas profesionales en Eme Be, el último gran éxito de Martín Berasategui, abierto en 2013 en San Sebastián. Valdivia está recibiendo una formación personalizada de la mano del mismísimo chef donostiarra,  con siete estrellas Michelin en su haber.

Mugaritz, elegido como el séptimo mejor restaurante del mundo, cuenta con la experiencia de Andoni Luis Aduriz, miembro del Basque Culinary Center que, junto con Ferrán Adriá, es considerado uno de los mayores exponentes de la gastronomía española. Con dos estrellas Michelin en su currículum, supone un espacio de máxima exigencia donde el joven Zeus Cobo, formado en la sede valenciana de la Escuela de Hostelería Fundación Cruzcampo, podrá desarrollar al máximo sus capacidades.

Otro de los destinos de los alumnos es el restaurante homónimo del chef valenciano Ricard Camarena, al que avalan una estrella Michelin y tres soles Repsol. Recientemente, Camarena ha inaugurado un nuevo establecimiento, Habitual, donde los elementos de la cocina mediterránea son protagonistas. El joven sevillano Manuel Ramón Fernández tiene estos días la oportunidad de dar sus primeros pasos profesionales en este novedoso establecimiento.

Aponiente, el célebre restaurante del Premio Nacional de Gastronomía Ángel León, cuenta con dos estrellas Michelin y es uno de los restaurantes-laboratorio más emblemáticos de Europa. De la mano del “Chef del Mar”, la joven jiennense María Villar tiene este verano la posibilidad de conocer los secretos de uno de los establecimientos más influyentes y revolucionarios del sector gastronómico.

El restaurante Nerua Guggenheim de Bilbao, con una estrella Michelin y clasificado en el puesto 55 entre los cien mejores restaurantes del mundo, ofrece a los alumnos de la Escuela de Hostelería Fundación Cruzcampo cursar sus prácticas junto al chef Josean Alija.

Otros espacios en los que los alumnos de la Escuela de Hostelería Fundación Cruzcampo pueden realizar sus prácticas son el Cenador de Amós, Boroa, o Annua, todos con una estrella Michelin, junto a otros establecimientos de prestigio y reconocimiento internacional.

La oferta formativa de la Escuela de Hostelería Fundación Cruzcampo

El Curso de Técnico en Establecimientos de Restauración está dirigido a jóvenes de 17 a 25 años con estudios secundarios finalizados y vocación por la gastronomía y la hostelería, es una titulación propia de 300 horas lectivas que tiene una duración completa de un año. En él, se combina la formación teórica y técnica en cocina y sala, y se adquieren conocimientos de gestión básica del negocio. Este curso, en el que ya se han formado un total de 1.200 alumnos, tiene una tasa de empleabilidad superior al 80%. Además, incluye la obtención de un título propio de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla.

Como novedad, la Escuela de Hostelería Fundación Cruzcampo ofrece además formación avanzada para jóvenes con conocimientos previos y profesionales acreditados. Por una parte, el Curso de Técnico Superior de Establecimientos de Restauración, que empezará a impartirse este año en Sevilla, destinado a la especialización en técnicas avanzadas de Sala y Cocina. A través de él, sus alumnos completarán su formación para acceder al sector hostelero con habilidades profesionales y potencial de desarrollo de proyectos de emprendimiento.

Por otra parte, el Curso de Gestión de Establecimientos de Restauración está destinado a profesionales con responsabilidad en la gestión hostelera, a emprendedores con interés por el sector y a aquellos hosteleros que quieran avanzar laboralmente. Sus objetivos son facilitar una formación práctica para mejorar la rentabilidad, además de aportar herramientas clave como la planificación estratégica, el plan de negocio o el marketing offline y online.

Casos de éxito

Tras 16 años formando profesionales de la hostelería, son numerosos los ejemplos de ex alumnos de la Escuela de Hostelería Fundación Cruzcampo que han dedicado con éxito sus vidas a la gastronomía y la hostelería, bien en equipos de prestigiosos establecimientos o bien abriendo sus propios restaurantes.

David Santiago es un claro ejemplo de la integración laboral de los alumnos una vez finalizada la formación. Este joven valenciano hizo sus prácticas en San Sebastián el restaurante Ni Neu, del Grupo IXO. Tras finalizarlas regresó a Valencia, donde pasó a formar parte del equipo de La Sucursal, de los hermanos de Andrés, quienes son los responsables de gestionar la formación de los alumnos de la Escuela de Hostelería Fundación Cruzcampo en Valencia. Según afirma David, el paso por la Escuela es “una experiencia magnífica, ya que el 80% de la actividad es práctica y es donde de verdad aprendes a estar todos los días trabajando, trabajando y trabajando”.

Entre aquellos que se embarcaron en la aventura de abrir su propio establecimiento es llamativo el caso de Manuel Labella y Manuel Nieto, dos ex alumnos de la Escuela de Sevilla que se unieron para abrir Plato-Plató, un novedoso bar de tapas ubicado en Sevilla en el que, junto a una tradicional carta de tapas, incorporan elaboradas composiciones de cocina fusión y platos temáticos, todo acompañado de música en directo. El establecimiento tiene un pequeño plató donde los cocineros elaboran vídeorecetas que comparten en sus redes sociales.

El plazo de inscripción para el nuevo curso de la Escuela de Hostelería Fundación Cruzcampo está abierto y los formularios de inscripción se pueden consultar en www.fundacioncruzcampo.com

Compartir