Seleccionados los finalistas del Concurso Europeo de Innovación Social

Los diez emprendedores/as sociales europeos/as compiten por tres premios de 50.000€ cada uno.

Los finalistas del Concurso Europeo de Innovación Social 2015 han sido nombrados de una lista de 30 y un total de más de 1.400 candidatos de 40 países.

El concurso de este año analizó, específicamente, ideas que promovieran «nuevas formas de crecer» a través de la sociedad europea. El objetivo del reto es crear y habilitar nuevas formas de crecimiento económico que pueda crear un cambio sistémico y un impacto positivo en la sociedad.

Las ideas preseleccionadas tienen el potencial para aportar valor a los individuos, las comunidades, los países y regiones enteras, y reflejar las cuestiones y preocupaciones de muchos/as europeos/as. Las innovaciones apuntan a crear soluciones y responder a las preocupaciones tales como envejecimiento de nuestra población, residuos de alimentos, la producción sostenible, la agricultura ecológica, y la accesibilidad.

Foto3

Los finalistas proceden de Bélgica, Bosnia y Herzegovina, Croacia, Francia, Alemania, Grecia, Irlanda, Italia, Letonia y Polonia, y sus ideas reflejan la capacidad de innovación de una generación de europeos que han vivido una crisis y demuestran su capacidad para crear un modelo de crecimiento más sostenible:

Apiform – Sit-in beekeeping Bosnia y Herzegovina
De Landgenoten Bélgica
LastMinuteSottoCasa Italia
Mela Wear Alemania
Phee Grecia
Samaritan Mobile Care Complex Letonia
Smart Hearing Aid Croacia
The Freebird Club Irlanda
The Social Good Vending Machine Polonia
Wheeliz Francia

Los 30 semifinalistas asistieron a una academia en Viena en septiembre donde trabajaron con expertos en innovación social para redefinir sus ideas y desarrollar su plan de negocios antes de presentarlo al jurado. Entre ellos, cabe destacar al madrileño Carlos Martín, que se ha quedado a las puertas de la final con BUYears, una propuesta para cambiar de manera radical el modelo de consumo como alternativa a la obsolescencia programada.

El jurado está formado por los innovadores sociales exitosos de toda Europa, que han evaluado el potencial del plan de negocio de cada organización.

Agata Stafiej-Bartosik, miembro del jurado y Directora de Ashoka  en Polonia comentó: «Creo que puedo hablar por todos los involucrados cuando digo que seleccionar a 10 finalistas fue duro. Nos inspiramos en la calidad de los semifinalistas y por la unidad y visión que demostraron con sus propuestas. Es fantástico ver que la gente está innovando en toda Europa. Estos proyectos tienen un potencial real para crear un crecimiento sostenible y un futuro positivo. ¡Felicidades a todos los finalistas! «.

Gabriela Sonnleitner, CEO de Magdas Social Business ha reflejado: «Ha sido un verdadero placer acoger la academia de innovación en nuestro hotel en Viena. Nosotros también fuimos seleccionados como finalistas para el concurso en el año 2013. No ganamos, pero la experiencia y el apoyo que recibimos de la competición realmente nos ayudó a ser quienes somos hoy: una empresa social que ofrece oportunidades de empleo para refugiados. El Concurso Europeo de Innovación Social tiene el objetivo de identificar grandes ideas. No todas van a ganar, pero ser seleccionado como semifinalista o finalista es un logro fantástico. ¡Seguid adelante! Vuestras organizaciones pueden y van a cambiar el mundo, poco a poco y hay una red en toda Europa dispuesta a apoyaros».

Los diez finalistas tiene la oportunidad de ganar uno de los tres premios de 50.000€ en la ceremonia del 25 de noviembre en Bruselas.

Para para asistir al evento, visita: bit.ly/EUSICawards

Foto2

Semi-finalista y mentores en el Magdas Hotel durante la academia de innovación

Acerca del Concurso Europeo de Innovación Social

El Concurso Europeo de Innovación Social se puso en marcha en memoria de Diogo Vasconcelos. Se trata de un reto dirigido por la Comisión Europea a través de todos los países de Europa, y cumple su tercera edición. El concurso 2015 está inspirado en ‘Nuevas formas de crecer’, y trata de utilizar la innovación social para allanar el camino para un crecimiento más sostenible e integrador en Europa.

El concurso está organizado por la Comisión Europea, con el apoyo de Nesta, Kennisland, Shipyard, Impact Hub y Matter&Co.

 

Compartir